jueves, 13 de noviembre de 2014

Tercera Temporada— Por siempre & Para siempre.




Capitulo Uno
¿De Andy o de Tom?
Por: Adela
Solo habían pasado nueve horas desde que los dolores de parto habían empezado y debo de agradecer que mi tía prácticamente se mudara a mi casa en el octavo mes de mi embarazo no sé cómo fue a nacer hoy 3 de octubre. Aun no sabía que nombre le iba a poner pero estaba muy emocionada. Me entere que estaba embarazada cuando tenía dos meces. Y aunque al principio la noticia fue una sorpresa, no me costó tanto asimilarlo y comenzar a amar a mi futuro hijo.
— ¿A qué hora me lo traerán?
—No te desesperes ya lo bañaron, además igual acabas de bañarte
—Ya lo sé pero ya no aguanto, quiero abrazarlo otra vez
Y es que hacía solo media hora que había nacido y solo lo tuve por quince minutos y se lo volvieron a llevar. Mi tía me dijo que Bill y Ariana ya estaban en camino, mi tío estaba en la sala de espera con Gustav y Georg.
Mire con atención la habitación a la que me habían trasladado después del parto, habían flores, y algunos regalos como globos de helio y una que otra tarjeta de felicitaciones por mi maternidad. Me sentía un poco agotada pero habían valido la pena las nueve horas de parto.
La puerta de la habitación se abrió y una enfermera entro con mi hijo en sus brazos y me lo entrego.
—Muchas Felicidades Señora ahora es muy importante que lo amamante
Lo mire ahí tan chiquito desparecer sus labios y bostezar. Era tan frágil su piel estaba un poco arrugada y de un color ligeramente morado pero así es como los recién nacido se ven, tenía mucho cabello rojo como el de mi difunta madre y encima de sus mejillas se dibujaban unas hermosas pecas como las que solía tener yo. Sonreí y no pude contener mis lágrimas, era perfecto y era mío. Solo mío.
Así que solo basto de un día para que nos dieran de alta a mi hijo y a mí, los días que siguieron su piel se hizo más blanca, y sus ojos más verdes que los míos, tenía más pecas y su cabello era más rojo. No había duda que había heredado todo de mi familia.
—Es muy chiquito—comento Gustav, mientras lo observaba dormir
—Es un recién nacido ¿Que esperabas?—Georg igual echo un vistazo a la cuna de mi hijo
— ¿Cómo se llamara?—Bill estaba sentado cerca de la cuna
—Pensaba en Daniel como mi padre o Isaac
— ¿Y qué paso?—Ariana sonreía al ver a mi bebe dormir
—Bueno se llamar como mi padre, creo que para mí está bien

Todos permanecieron en silencio mientras lo observaban dormir, es que se veía tan adorable que me provocaba un exceso de ternura solo mirarlo.
— ¿Entonces ni a mí que soy como tu madre me dirás hijo de quién es?
Esa misma pregunta todos se lo hacían pero nadie había tenido el valor de preguntarme abiertamente solo insinuaban o lo hacían por indirectas. Creo que todos temían que los golpeara o que les dejara de hablar y por eso no me preguntaban y solo se quedaban con la duda atorada en la garganta. Y no los culpaba, incluso yo tenía esa duda. Si yo misma no sabía quién era el padre de mi hijo. Podría ser de Andy o de Tom. Estuve con ambos en fechas muy cercanas pero yo me inclinaba más a que el padre era Andy.
—Es que yo no lo sé Tía.
— ¿A qué te refieres con que no sabes?
—A que tiene la misma probabilidad a que sea de Andy como a que sea de Tom
—Adela ¿Pero...?
—Tía por favor Dany crecerá con mucho amor y nada le faltara. Él es solo mi hijo no es de Tom tampoco de Andy es mío.
—Está bien ¿Pero cuando él quiera saber de su padre?
—Entonces buscare alguna explicación.
Y así fue como pasaron tres largos años. Registre a Dany como madre soltera y creció con amor y muchos cuidados. Me encargue que nada le faltara y el demostró cada día cualidades como las mías y aquello me confundía más. Era coqueto como Tom y es inteligente como Andy. Pronto cumpliría cuatro años.
—Solo vine a dejarte los informes del mes anterior—Gustav caminaba a mi lado por el extenso jardín de mi casa—le hice algunos ajustes y modificaciones pero todo lo demás está perfecto—Dany venia corriendo desde la casa en dirección a nosotros
—Tío Gustav—Se aventó hacia los brazos de Gustav y este lo cargo— ¿Adivina quién cumpleaños mañana?
—Eso es muy difícil ¿Podrías darme una pista?
—Su nombre empieza con "D"
—David o será Dylan no, no tal vez sea ¿Daniel?
—Si tío Gustav mañana al fin seré un niño grande ¿vas a venir a la fiesta?
—No me la perdería por nada del mundo
Continuamos caminando hasta llegar a la puerta de entrada, ahí estaba mi tío con mi tía tomando un café. Cuando nació Dany habían adquirido una pequeña pero cómoda casa cerca de la mía, no querían perderse la infancia de mi hijo. Y yo les agradecía por amarlo como yo lo amaba.
—Dany quiero que te portes bien con tu abuelito Gordon y tu abuelita Simone mientras yo no este ¿Te portaras bien?
—Si lo hare mami, yo haría lo que sea por ti—me dio un beso y se sentó para seguir jugando su memoraba
—Regreso para la cena
Aborde mi automóvil y me dirigí hacia el centro. El señor Kaulitz había insistido en una reunión de vida o muerte y le había indicado en donde lo vería. Sonaba un poco angustiado o tal vez esa fue su forma de manipularme fuera lo que fuera estaba en camino.
—Adela ¿Cómo estás?—el señor Kaulitz estrecho mi mano y luego me abrazo
—Muy bien, gracias ¿Y usted?
—Igual
Nos sentamos una de las más cercanas mesas que había en el lugar.
— ¿Entonces señor Jorg? ¿Cuál es el problema?
—Adela ha llegado la hora de que te quedes a cargo de la empresa
— ¿A qué se refiere?
—Adela cuando tu padre murió yo me quede a cargo de toda la empresa mientras tú tenías la edad para manejar tus acciones y bueno tú tienes la mitad de la empresa en tus manos y yo la otra mitad. Tu heredaste de Daniel la mitad de la empresa y yo esperaba hacer lo mismo con Tom pero debido a que Tom no tiene aún los conocimientos del manejo de la empresa y como estoy por retirarme. Creo que en el tiempo en el que Tom aprenda a manejar la empresa tu seres la responsable
—Pero ¿Usted está diciendo que?—me había quedado inmóvil—Yo no estoy segura de...
—Adela tu eres una mujer ejemplar, capacitada y preparada. Claro que podrás. Solo será por unos meces tal vez un año Tom ya se comprometió a aprender a el manejo de la empresa
—pero eso requeriría que viviera el Leipzig
—Sí y entiendo que no quieras regresar pero vamos Adela ya eres una mujer madura y Tom bueno Tom por ahí va
— ¿Podría pensarlo?
—Esa no es una opción. Eres tú o eres tú.
Volver a Leipzig me preocupaba porque cuando me fui de ahí  lo hice sola y ahora tendría que regresar con Dany. Y no estaba preparada para los cuestionamientos de Tom y menos de Andy cuando se enteraran que tenía un hijo.
— ¿Y cuando tengo que estar de regreso?
—Lo más pronto posible
—Yo me comunico con usted y le digo cuando regreso
—De acuerdo pero no te demores tanto
Primero tenía que volver a reinscribir a Dany en el kínder, lo bueno era que aún era su primer año y solo habían pasado unos meces desde que el curso inicio, tendría que buscar un casa, no quería llevar a vivir a Dany a mi antiguo departamento. Eran muchas cosas o a menos eran dos o tres y las otras diez mil eran pretextos que me inventaba.
— ¿Que tienes mami?—Dany se sentó a mi lado en la cama de mi habitación
—Pensé que estarías dormido, mañana es tu cumpleaños y creí que querías ahorrar energía para jugar en los inflables
—Si pero es que tengo una pregunta, que te he querido hacer desde hace tiempo
—Bueno pues no esperes más. Hazla.
— ¿Quién es mi papá?
Mi pequeño era un niño de tres años, pero era muy inteligente. Siempre había sobresalido y aprendido muchas cosas desde chiquito nunca pareció haber notado la ausencia de una figura paterna, pero había empezado el kínder y a muchos de sus compañeros los iban a recoger por sus padres o por su mamá y su papá. Era obvio que se diera cuenta que algo le faltaba en su vida.
—Tu papá—respire profundo y trate de no mirarlo—Dany es un poco difícil de explicar. Pero bueno tratare de explicarte—Me miro con atención—En ocasiones las personas se tienen que alejar de las personas que aman
—Pero es muy tonto si se aman ¿Por qué alejarse?
—Eso lo entenderás cuando estés más grande. El caso es que yo me aleje de tu padre antes de que el supiera que tu ibas a nacer.
Se quedó callado mirando al techo, sumido en un horrible silencio que me mato de verdad.
— ¿Entonces él no sabe que existo?—Asentí con un nudo en la garganta— ¿Crees que estaría feliz si supiera que yo existo?
—Mi amor por supuesto que sí, tú eres especial y cualquiera te ama
— ¿Algún día conoceré a mi papá?
—Cuando sea el momento indicado
No dijo nada solo se acostó a mi lado y suspiro antes de cerrar sus ojos verdes. No culpaba a Dany de ser curioso me culpaba a mí por no saber quién era su padre. Me había echo una pregunta crucial y por poco y no la contesto bien. Pero Dan estaba creciendo y necesitaba una figura paterna.
— ¿Que tienes campeón?—Bill pareció confundido, aquella mañana Dany se había levantado muy callado y aquella no era la actitud que esperábamos para el día de su cumpleaños
—Creo que no dormí bien tío Bill
— ¡ANIMATE!—Georg entro con un pequeño pastel de chocolate—en la tarde vendrán tus amigos y ahora tienes que comerte este pastel
—No tengo ganas de comer pastel
— ¿Escuche bien? Tu Dany Trumper ¿no quiere pastel?—Gustav lo miro varias veces— ¿No será que te dio calentura o te golpeaste anoche?
—Vamos pequeño ¿Qué quieres que te regale para animarte un poco?
—Un papá
Todos se callaron y me observaron, yo en cambio suspire y servía el desayuno, aún faltaban cosas que hacer y los chicos se habían ofrecido a ayudarme con algunas cosas. Como decorar las casa con globos y algunas cosas más. Dany estuvo callado durante todo el desayuno y nada más comió una rebanada de pastel y se encerró en su habitación durante toda la mañana.
— ¿Qué pasa?—todos me miraban pero yo fingí que nada había pasado
—Adela ¿Podemos hablar?
—Sería buena idea, así me ayudas a fregar los trastes—Georg me siguió hasta la cocina llevando los trastes del desayuno mientras ahí en la sala lo chicos inflaban globos
— ¿Cómo has estado?
—Bien aún no pierdo la cordura.
—Esas son buenas noticias
—Dany cumple cuatro años, el mismo tiempo que tengo de no ver a Tom
—Adela no soy nadie para decirte lo que ya sabes. Andy ha cambiado mucho y a él le gustan los niños pienso que si es un idiota porque te dejo plantada en el altar pero Dany es su hijo y tiene derecho a saberlo
—Andy no es el padre de Dany—me miro confundido—Es decir yo no estoy segura de que sea el padre de Dany
— ¿Entonces?
—Es que bueno podría ser Andy o también Tom—trague saliva y lo mire muy nerviosa, sentía recorrer un calor terriblemente incomodo recorre cada poro de mi cuerpo
—Eso no me lo esperaba
—Si por mi fuera ya le hubiera dicho a Dany incluso a Andy pero no puedo porque no estoy segura de quien es. Georg me eh pasado casi todas las noches en cómo decirle a Dany pero no puedo no sé qué hacer—me miro sorprendido y sin saber que decir.
— ¿Y qué ay de Tom?
—Con Tom hablo casi siempre por teléfono y lo he visto un par de veces en estos años y no sé qué hacer
—Adela bueno eso es sorpresivo pero ay pruebas de ADN
—No Georg, no Dany es mi hijo solo mío
—Sabes que eso es imposible
—Ay bueno ya no quiero que me expliques como nacen los niños
—Ya lo sabes y ese niño tiene un padre
—Ya pensare una forma de decirle a mi hijo
Cuando nos reunimos en la sala con los chicos la casa ya estaba muy avanzada en cuanto a adornos. Gustav estaba colgando las letras que formarían "Feliz cumpleaños Dany" Bill y Ariana habían inflado varios globos de helio. Pronto llegarían los juegos inflables y la comida. Dany seguía en su habitación.
—Mi amor—Cuando entre en su habitación él estaba acostado en su cama—Dany. Ya es hora de que te bañes en un ratito más empezaran a venir tus amiguitos
—No quiero fiesta—me senté a un lado de la cama y lo abrase
—Mi amor, ¿Es por lo de tu padre?—Se hundió en las almohadas y comenzó a llorar
— ¿Porque yo no tengo papá?
—Si tienes papá
—Mami, te amo
—Yo igual te amo y te prometo que pronto lo conocerás. Ahora báñate para que recibas a tus invitados cariño
Lo deje solito y regrese a la sala. Los chicos igual se habían ido a cambiar y yo hice lo mismo. Después de la ducha Dany fue a buscarme a mi habitación.
Y bajamos juntos a recibir a sus invitados, era una fiesta infantil en el jardín toda la tarde estuve al pendiente de que nada faltara. Los niños se divertían en los inflables y comían pastel. Yo aun seguía preocupada por el asunto del padre de Dany. Y no estuve tranquila en toda la tarde.
—Me trajeron muchos regalos
— ¿Cual vas a abrir primero?
—No se mami

También mi primo y amigos se habían ido y me habían dejado a solas con mi hijo. Quien estaba rompiendo la envoltura de los regalos. Por lo menos estaba más feliz y conforme con la respuesta que le había dado, ahora solo faltaba la noticia de nuestra mudanza.

Notas:
Visiten este blog de historias tan hermosas apenas esta empezando.
Tokio Hotel fics ♥

3 comentarios:

  1. Cataa que emoción..!!

    Tom tiene q ser el padre!! Tom.

    Siguelaaa prontoo :)

    ResponderEliminar
  2. Publica el siguiente capitulo.
    yo se que tom es el padre de Dany
    Me has impresionado de verdad Cata ♥

    ResponderEliminar
  3. Konichiwa (?)
    Ow *.* que lindo, espero que el padre sea Tomy. Y haber que diran éstos chicos ❤

    ResponderEliminar

Sigueme

Gracias por tu visita, regresa pronto