lunes, 1 de septiembre de 2014

Capitulo 10


Capítulo Diez: Un día con Daniel.
—Se supone que debemos trabajar en equipo.
—Andy no tengo tiempo para escucharte, yo voy a hacer todo, porque no en ese tiempo libre te consigues más vida social.
—Tengo más vida social que tú y todos juntos.
—Claro, como digas.
— ¿Qué es lo que vamos a hacer?
—Ya te lo dije, yo Adela hare toda la tarea.
—Está bien, como quieras pero si el profesor pregunta.
—Vamos te dices un chico popular y eres un ñoño bien hecho.
—Tú eres una pelirroja tonta.
—Imbécil.
—Tarada.
—Oye deja a mi prima. —Bill se acercó a mí—A mí me puedes decir todo lo que quieras pero a ella no.
—El problema no es contigo Bill, es con ella.
Uno de los prefectos entro al aula. Nos sentamos.
No seguí peleando con Andy por el asunto de la tarea, no me gustaba estar mucho tiempo con él, así que mejor decidí hacer un esfuerzo y hacer toda la tarea yo.
—Adela ya es muy tarde, será mejor que te duermas, puedes continuar con ella mañana.
—Es que la quiero terminar ya.
—Mañana es sábado y con gusto te ayudare.
—Está bien Bill.
De todos modos era muy poco lo que me faltaba, guarde las cosas y regrese a mi habitación para poder dormir un poco. Claro eso solo después de cambiarme y lavarme los dientes. Mañana había quedado con Tom que iría con él al parque, obviamente como Daniel. Pero tendría un día muy agitado, también un chico llamado Kevin del equipo de futbol me invito al cine. Y otro chico quería que saliera con el domingo. Tenía muchas citas pero no me agradaba ninguna, solo un poco la de Kevin.
—Hola Daniel—Tom saludo cuando llegue, y di un gran bostezo, no había dormido muy bien. —Parece que no dormiste bien.
—Sí, me dormí muy tarde, pero aquí estoy. —Los tres (Andy, Georg y Tom) estaban sentados al pie de una banca. Los imite y me senté a su lado. Más bien en el de Georg que parecía que era al que más le agradaba la idea de un nuevo miembro en su grupo de amigos.
— ¿Qué están viendo?
—Estamos pensando.
— ¿En qué? Tal vez les pueda ayudar.
—Es sobre Adela.
— ¿Adela?—Otra vez mi nombre. — ¿Qué tiene ahora tu novia Tom?
—Ya no es mi novia.
— ¿Por qué?
—No sé. Pero quiero que nadie se le acerque. Esta semana, recibió muchas invitaciones de chicos, y creo que está muy entusiasmada con Kevin.
— ¿Sabías que él la invito a el cine?
—No… ¿Cómo lo sabes?
—No solo tú eres mi amigo, —Contesto Georg—Creo que ese chico quiere con ella.
—No lo voy a permitir. Adela es mi novia.
—Es solo una tonta chica pelirroja. —Contesto Andy. Que no había dicho nada, —Vamos Tom tu puedes tener algo mejor que esa niña estúpida, porque eso es. —Me tuve que tragar toda la bilis y coraje, para no regarla y afortunadamente pude.
—Vamos hablas como si estuviera celoso. De que esa chica te está quitando a tu amigo.
—Hay por favor. —Contesto él.
—Es eso o la chica igual te gusta, porque para que reacciones de esa forma. —Tom miro a ver a Andy, Georg igual.
—Claro que no Adela, no me gusta. No se me hace nada bonita.
—Si claro—Le conteste y nos quedamos en silencio—Tom yo creo que deberías dejar a esa chica por la paz, no sé qué le ves de especial. Solo la vi una vez y bueno es linda, pero no creo que valga la pena una chica como ella.
—Es que es raro. —Dijo él y se quedó callado, no continuo. —Creo que es una chica rara, por eso me gusta mucho, me refiero a que siempre se me pone al tú por tú, no me hace caso, es la única que no me hace caso. Entienden lo que es eso, es la única persona que no me hace caso. Ella es perfecta, es bonita pero no es como las chicas bonitas que todas son unas bobas, es inteligente es. Me da envidia la forma en la cual ve las cosas.
—Entonces ya sé cuál es tu problema.
—Si yo igual.
—Como me gustaría ser un poco como ella. ¿Sabían que sus padres murieron? Y no aparenta estar triste, no aparenta estar feliz. Eso es raro el control que tiene sobre sus emociones.
—Es una gran chica. —Dijo Georg. —Además le gusta el futbol, le gusta los autos y todo eso que hace un chico. Kevin me dijo que la invitara igual a un partido de futbol, ya sabes ella es experta en los partidos de futbol.
—Se dan cuenta que Adela es casi un chico. ¿Cómo te puede gustar una chica que sea como un chico?
—Ey, no tiene nada de malo que a una chica le guste el futbol y las cosas de chicos, mi hermanita es así—Los tres me miraron, estaba molesta por eso de que casi era un chico. —Además creo que es divertido que una chica sea así.
—Claro—Contesto Georg, —Que no solo piense en su imagen, Adela es así. Ya sabes actitud mata carita. Y Adela además de ser guapa es inteligente.
— ¿No quieren ponerle un altar?
—Vamos Andy, estas celoso—Le dije y todos se empezaron a reír.
—No sé, pero mejor me voy me da nauseas hablar de esa chica.
Se levantó y se montó en su tabla. No había duda de que sería muy divertido molestarlo. Después de que él se fue, nos dirigimos a la nevería para comprar unos helados.
—Fue buena esa. Pienso lo mismo Andy esta celoso porque Adela aparte de ser bonita es inteligente más que el—Georg me dio unas palmaditas en la espalda en señal de amistad pero a mí me dolió más de lo normal. Si era una chica. Lo recordé.
—Georg, quiero que investigues a que y cuando la va a llevar a ese partido de futbol yo tengo que estar ahí. —Mire el reloj era tarde y me tenía que ver con Kevin en menos de una hora.
—Se me hace un poco tarde, creo que mejor me voy.
—Aún es temprano
—Pero tengo otro compromiso.
—Está bien, nos vemos…
—El lunes después de las clases.
—Está bien.
Y me apresure hasta llegar a mi casa, suerte que era muy rápida. En eso del Skate yo era la reina. Si no es por ser arrogante. Pero era la verdad.
Cuando di la vuelta choque de frente con mi primo.
—Adela. ¿Estás bien?—Me tendió la mano y me ayudo a levantarme—Te he estado buscando, Kevin llego antes y esta platicando con mi papá.
— ¿Qué?
—Sí, les dije que estabas en tu habitación. Y que eras como esas chicas que se tardaban horas.
—Tengo que subir por el árbol, no me pueden ver entrar.
—Sí, te ayudare, pero hay que apurarnos papá empieza a sospechar.
Bill me ayudo a subir por el árbol que estaba enfrente de su habitación y después yo regrese al mío. Me di un baño rápido y muy bueno el agua estaba fría y me gustaba, después me vestí con lo primero que vi en el armario. Y baje corriendo las escaleras.
—Creo que aquí esta Adela.
—Hola Kevin, Hola Tío no sabía que habías llegado ya.
—Si Salí temprano. Pero creo que este joven te ha esperado demasiado ya. Porque no mejor se van.
—Fue un gusto conocerlo señor Trümper, la voy a cuidar y la traeré temprano.
—Eso espero.
Salimos de la casa.
—Valla te ves bien Adela.
—Gracias Kevin.
— ¿Primero quieres ir al cine? O ¿Qué quieres hacer?
—Hum…pues creo que lo adecuado sería ver esa película primero.
Kevin era muy guapo pero no me gustaba, también era atento y educado, pero no me gusto que se sentara a platicar horas con mi tío Gordon, después mi tío me cuestionaría yo lo sabias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sigueme

Gracias por tu visita, regresa pronto