lunes, 1 de septiembre de 2014

Capítulo 31




Capítulo 31


El fresco de la tarde nos tomó por sorpresa, cuando bajamos del taxi. Ella se encontraba mirando la enorme casa que teníamos delate de ambos mientras pagaba el servicio del taxi, cuando me reuní con ella, soltó un suspiro y busco los bolsillos de su abrigo hasta que saco lo que parecían ser la llaves. Camino y la seguí pasando por un hermoso camino rodeado por flores y plantas muertas, en algún tiempo debió de ser un hermoso jardín pero por lo que notaba en la casa no había nadie desde que los dueños habían muerto y su hija se había ido a vivir con sus tío y claro con su primo. Al entrar la casa la luz se prendió sola, seguía a Adela muy de cerca hasta ella dejo caer su mochila aun cerca de uno de sillones de la sala.

-Bueno aquí estoy, sencilla pero al fin y al cabo mi casa.
 -Demonios de que rayos hablas. Es hermosa. -Gracias Andy pero ya no lo es para mí- su hermosa mirada cayo directo al frio suelo y me acerque a ella últimamente había estado muy triste y eso me hacía querer protegerla, cuidarla. Tenía tantas ganas de abrazarla y protegerla pero también tenía tanto miedo de que me golpeara. -¿Y bien que tienes planeado hacer?
-Mañana iré al cementerio por ahora solo quiero descansar.
 -¿Te gustaría comer algo? -Si lo que tú quieras Andy eso no importa tanto. Pedí una pizza, Adela recorría la casa y se detenía a observar las fotografías que aun seguían ahí.
-Creo que me iré a dormir
-Pero será mejor que comas algo,
— no estoy de ánimos ayúdame a pasar el colchón de la habitación de invitados a la mía
 -Eso quiere decir...
-Tengo miedo de dormir sola- dijo y subí detrás de ella. Aventamos el colchón de su cama y el que habíamos llevado hasta su habitación. Ella entro al baño y se quedó ahí un buen rato. Había sacado unas matas las mismas que extendí por toda la cama. Alcabor de unos 20 minutos salió con el cabello mojado y el pijama puesto. Se sentó en una de las orillas y me observo.
 -No piensas cambiarte.
-Eh...si-tome mi mochila y me dirijo al baño. Me puse el pijama y me reuní con ella. La mire por un buen rato estaba sentada cerca de la ventana, ya había apagado las luces y solo estaba encendido una pequeña lámpara.
 -Adela-me acerque a ella, pero ella no me miro-Adela-volví a insistir-¿Te encuentras bien?
-No es nada es solo que volver a casa me ha dejado un poco sensible.
 -Desde que llegamos te noto mal, porque te hace tan tanto daño recordar a tu padre.
-¿Alguna vez te has preguntado cómo murieron?
 -Siempre, pero respeto tu dolor cariño.
 -Ven-me tomo de la mano y salimos de su habitación escaleras abajo, pasamos la sala y ella se apresuró a abrir la puerta de lo que parecía ser un despacho.-Mi madre murió a causa de cáncer-las lágrimas comenzaron a brotar de sus hermosos ojos verdes.- Mi padre se dejó caer en el alcohol, no soporto la muerte de mi madre.-ahora lloraba con más fuerza
 -Adela no sigas
 -Dos meces, solo eso. Dos meces y mi papa no pudo más.
 -Adela no sigas- ya sabía lo que estaba a punto de decir y no estaba seguro si quería escucharlo
-Lo encontré justo aquí, galletas ladraba como loco se había encerrado desde la noche pasada pero todavía esa mañana me despedí de él, le dije que lo quería mucho y le di un beso antes de irme.-cada vez lloraba más, me acerque a ella. -En su carta me dijo que me amaba, que era su mayor orgullo, que yo soy hermosa como mi madre, que ya no sabía cómo seguir sin ella y que yo sabría arreglármelas sin él, que así estaría mejor. Andy me pedía perdón por no ser un buen padre.-la tome de la cintura y la abrase muy fuerte mientras ella sollozaba violentamente.

 Me moví bruscamente sobre el colchón de la cama.
 -Adela-suspire y abrí los ojos. Mire a todos lados buscándola y ahí estaba sentaba en una esquina del colchón, me miro. Aun tenía los ojos hinchados pero seguía siendo hermosa. -¿Cómo estás?
-Mejor-me decido una débil sonrisa
-Tengo hambre.
-Yo igual.
 -Una pizza-dijo ella-pasaremos antes de ir al cementerio. Iré a cambiarme-anuncio ella. Asentí y ella se dirigió al baño. La escuche hablar por teléfono al parecer era ese imbécil de Tom. Como lo detestaba, Adela es demasiado hermosa y muy inteligente para él.
 -Has estado muy callado.
-Solo estaba pensando en algunas cosas.
 -Ha ¿se puede saber en qué?
 -Cosas de la escuela
-¿Qué hay de Campbell?
 -¿Que hay con ella?
 -No sé-me dijo y clavo su mirada en el ramo de flores.
 -Son hermosas-tome un mechón de su cabello y se lo acomode detrás de su oreja-Como tú.
-Gracias-contesto sin ánimos.
 -Me gusta mucho tu cabello.
-No es natural-confeso ella-originalmente es negro pero mi madre ella si era pelirroja, me hubiera gustado heredar el cabello de ella.
-Apuesto que era hermosa
-La más hermosa mujer.-trago saliva y el taxi se estaciono, ella bajo y yo atrás de ella.
 Era un día despejado pero muy ventoso su cabello y el mío era movido por el aire que arremetía contra nuestros rostros. Entramos a aquel lugar, había un profundo silencio, a pesar de ser un cementerio era hermoso, había tanta tranquilidad. Irónico siendo tan bien un lugar tan triste había tanta paz. Respire profundo cuando Adela se detuvo frente a lo que parecía ser el lugar en donde los cuerpos de sus padres yacían. Me agacho para remover algunas hojas y quitar las flores muertas. Lo desempolvo con un pequeño trapo que saco de uno de los bolsillos de sus jeans. Y coloco el hemos ramo de flores. Permaneció así aproximadamente unos 15 o 20 minutos yo la observaba, creía que talvez estaba llorando pero no era asi. Miraba la tumba de sus padres muy pensativa, hasta que ella se puso de pie me miro y luego me sonrio. Tomo mi mano, entre sus suaves y tibias manos y caminamos a la salida, el taxista seguia esperando un poco impaciente. De regreso fue aun mas silencioso ella.miraba por la ventana. No importo la ausencia de plática, porque ella tenía aun mi mano entrelazada con la mía.
 -Deja de mirarme-desvie la mirada hacia la gran rebanada de pizza
-¿Sabías que antes de que te descubriera yo ya sabia que Daniel tenia algo raro. Tenia la leve sospecha de que podrías ser tú?
 -¿Y por qué nunca dijiste nada?
 -No estaba seguro.
-Andy aun sigues con ese plan tan tonto.
 -¿Lo quieres tanto?-busque su mirada  por unos segundos nos vimos a los ojos, hasta que ella miro a ver a la calle que daba enfrente de la pizzeria. Permanecio callada y aquello se prolongó por mas minutos, hasta que suspiro y volvió a mirarme.
 -No se-le dio un mordisco a la pizza y dio un largo sorbo a su refresco.
 -Te quiero-le dije y aun me miraba. –
Yo, yo igual te quiero.
 -Pero lo quieres mas a el-Adela seguía mirándome.
 -No se que pasara, conmigo, ni con Daniel. Estoy decidida a confesarle todo a Tom.-suspire aquello no me hacía sentir bien.
 -Cuando eso pase, estare contigo- le ofreci mi mano encima de la mesa y ella entrelazo sus dedos con los míos.-Lo prometo-finalice.

 Por: Adela/Daniel

Era un día lluvioso tal vez muy lluvioso, hacia algo de frio y la gran mayoría se encontraba en la cafetería, ya me había acostumbrado a comer sola con Tom, desde que Andy y él no se llevaban.
—Mal, mal—Le dije corrigiendo su tarea—Por dios Tom, esto es lo más sencillo de Matemáticas
—Si—asintió el—Para Nerds. Como tú—Lo mire asesinamente—Sabes que es broma.
—Hola Tom—Campbell se acercó y le dio un beso a Tom en la mejilla, Tom reacciono y ambos la miramos desconcertados—Quería saber si quieres sentarte conmigo—La muy zorra hablaba como si no estuviera ahí.
—Bueno, estén…yo.
—Está sentado conmigo—La mire furiosa—Su novia
—Oh Adela, ¿Hace cuánto que estas aquí? Fíjate que no te había visto—Dios esa niña tenía la capacidad para sacarme de mis casillas.
—Sí, así es—Dijo Tom—Estoy con mi novia—Y por impulso bese a Tom, solo escuche que Campbell se alejaba echándome maldiciones y luego se sentaba lo más lejos de ambos. Me separe de Tom y Andy nos observaba
—He bueno no era mi intención interrumpir—Ahora Tom era el que estaba furioso—Solo quiero recordarte que hoy pasare a verte para terminar la tarea.


Tom me miro y me sentí mal…

Notas:
Solo les informo que son 3 ccapitulomas y el epilogo. Pero no se preocupen que ya empece a escribir la segunda parte :)

2 comentarios:

  1. Hermoso.
    y me muero de ansias de saber como la descubriran.♥

    ResponderEliminar
  2. Ay Cata que bueno tenerte de regresoo!! ..

    Igual Andy no me cae. Y como que Adela no sabe si quiere a Tom??!! :/

    Siguelaa pronto ;)

    ResponderEliminar

Sigueme

Gracias por tu visita, regresa pronto