miércoles, 3 de septiembre de 2014

Capitulo 32



Capítulo 32
Ya casi…

Mire la calle antes de cruzar al otro la, donde Tom se encontraba esperándome sentado en una banca.
—Perdón por la tardanza—Me senté a su lado
—Has tardado mucho
—Lo sé, lo siento tuve un problema
—Bueno no importa Dan—Aseguro Tom—Muero de hambre vamos por una hamburguesa o algo, yo invito—Camino a todo prima hasta la cafetería y yo lo seguí de cerca.
— ¿Y Georg?
—Esta con Andy—Contesto de mala gana
— ¿Aun no se hablan?
—Es un imbécil—Afirmo Tom empujando la puerta se acercó al mostrador y ordenamos, caminamos a la mesa más cercana.
— ¿Y se puede saber el motivo?
—Es un traidor, quiere con mi novia
—No sabía que tuvieras novia.
—Adela, Adela Trumper la prima de Bill
— ¿Y cómo es ella?
—Es hermosa—dijo cuándo una chica nos traía la orden—Pero no hablemos de mí, Dan, yo no sé nada de ti.
—No ay mucho que saber—Lo mire—Me llamo Daniel mis padres son separados, tengo 16 años me gusta dibujar y esas cosas ¿y tú?
—Igual no mucho. Mi padre es empresario, mi madre pues ella es muy sociable, nunca está en mi casa. De hecho ninguno lo está. Mama a veces puede parecer muy tonta pero sé que sufre, porque mi padre la engaña. Ella se hace a la que no sabe nada, pero la he visto llorar.
— ¿Y que con tu novia?
—Adela—Suspiro—Adela, pues ella es muy hermosa. Sus ojos son verde parecen dos esmeraldas, tiene un aroma hermoso su cabello ella, es hermosa y muy inteligente y yo soy muy estúpido—Concluyo un poco incómodo, pues el no solía hablar de mi con sus amigos. Sonreí.
Estuvimos un rato más en el parque, platicando de muchas cosas. Hasta que mire el reloj eran las 5 de la tarde, tía simone me esperaría para cenar. En el cielo habían un montón de nubes color gris que amenazaban con chocar entre ella y explotar en lo que sería una fuerte lluvia.
—Tom me tengo que ir, veras me esperan para cenar.
—Paul no tarda en llegar, si quieres espérame y te llevamos a tu casa.
—No te preocupes
—No es molestia Daniel
—Tom—Escuche esa voz chillona de Campbell que se acercaba— ¿Qué tal estas?—Tom se alejó cuando lo quiso besar, y miro a verme— ¿Y quién es tu amigo?
—El es Daniel—Contesto Tom. Ella me examinaba de pies a cabeza.
—¿Por qué te me haces conocido?
—Lo dudo—Respondí con brusquedad—Mi familia es nueva en esta ciudad—mire nuevamente el reloj—Bueno Tom te veo otro día.
—Que chico tan extraño—Escuche que le decía a Tom


Me apresure a caminar hasta casa, pero empezó a llover, primero muy despacio y después muy fuerte. Así que llegue mojada. A casa. Bill estaba ahí plantado en la puerta de la casa muy asustado, al parecer había visita.
— ¿Qué te ocurre?
—Tom está en casa con su madre, en la sala con mamá—Mi corazón dio un vuelco—Toma, dije que estabas en casa de Ariana aquí ay ropa cámbiate rápido y tocas el timbre
Me puse como pude la ropa que Bill había sacado para mí y me moje en la lluvia para no levantar sospechas. Toque el timbre y fue Bill el que abrió la puerta, camine a la sala.
—Buenas Tardes—Tom y su madre miraron a verme
—Buenas tarde—Mi tía se apresuró a jalar de mi mano y me senté a su lado
— ¿Y qué pasa?—La mamá de Tom me observo mientras le daba un sorbo a la taza de té que tenía enfrente.
—Bueno la madre de Tom y Tom les gustaría invitarte a un viaje. ¿No es así señora Kaulitz?
—Sí, bueno mi esposo tiene  un par de reuniones para navidad y año nuevo en New York y nos gustaría que mientras él está en lo suyo tu vengas conmigo y Tom a pasar las vacaciones. Es decir pero tu tía dice que claro que nos ayudaría para que tu tío te conceda el permiso. ¿Dime Adela?
Mire a Tom, a mi tía a la madre de Tom a Bill. Y entonces recordé aquella única vez que papá y mamá me llevaron de vacaciones ahí para navidad y año nuevo. Era una buena forma de recordarlos. Además ya faltaba poco para las vacaciones y si quería ir.
—Si—Asentí y Tom sonrió—Claro que si me gustaría ir.
—Bueno—Dijo mi tía—Entonces o le aviso cuando falten dos semanas
—Claro que sí, esperare su llamada.
Más tarde hablaba con Tom por teléfono.
—Ya quiero que llegue vacaciones—Me decía
—Cuando yo era una niña mis padres y yo fuimos de vacaciones ahí, y en central park ponen un hermoso árbol de navidad y en año nuevo se ve hermoso cuando los juegos artificiales se dispersan en el cielo.
— ¿Quieres ir ahí?
—Solo si es contigo.

Mi humor fue muy bueno toda la tarde y noche, pero duro solo hasta la mañana siguiente, a la hora del descanso, Campbell se acercaba dándose sus ya típicas ínfulas de grandeza hacia donde Ariana y yo estábamos sentadas haciendo tareas.
—Hola Adelita—dijo en tono burlón, recogí los libros y los guarde en la mochila
—Mi nombre es Adela, grábatelo—Nos miramos con desdén— ¿Por qué no me dejas de molestar Campbell?
—Porque tienes algo, que es mío.
—Campbell hablas como si Tom fuera un objeto y no, él es tuyo. Él es mi novio ya entiéndelo.
—El solo te está utilizando. —Y se le dibujo una sonrisa estúpida
— ¿Cómo lo hizo contigo?—y en un segundo se le borro la sonrisa. —solo contéstame ¿Cuándo era tu novio, alguna vez te llevo a su casa? O te presento a sus padres, ¿sabías que tiene un perro? ¿Acaso te presentaba a todos como su novio? ¿O te invito a pasar las vacaciones con su familia?
Campbell me miro furiosa y se fue indignada de ahí era obvio que a ella si la había utilizado.
Desde aquel día el tiempo comenzó a pasar rápido, yo ansiaba por que llegara las vacaciones quería ir con Tom. Y estar con él ahora entendía que lo de Andy era más bien un gusto pasajero. Solo quería estar con Tom. Por qué Tom me hacía sentir cosas bonitas que Andy solo podía lograr tener un poco de ilusión. Aunque no me podía quejar porque él era mi compañero de clases con el hacia todas las tareas que dejaban en equipo. Y era brillante está a mi nivel Tom, bueno el hacía equipo con Gus y casi siempre el hacia las tareas solo.
Una espantosa tarde me encontraba esperando a Tom, cuando Campbell llego.
—Hola Daniel—La mire y asentí con la cabeza— ¿Sabes eh estado pensando mucho a quien me recuerdas?
— ¿Aun sigues con eso?
—Bueno, eres muy extraño y el otro día llegue a la conclusión de que siempre te vez presentable, tienes un aroma agradable eres muy delicado ha claro eso sin contar que esos imbéciles, te tratan como si fueras a romperte si llegaran a pegarte.
— ¿De qué hablas?—Dijo Geo—Yo no lo trato con delicadeza—Geo no sabía que era Adela y me dio un puñetazo sin medir su fuera y sentí que el alma se me salió Andy lo noto y me empujó hacia Gustav, y Gustav hizo lo mismo Bill igual. Me sentía como un trapo viejo. Andy me iba a volver a aventar hacia Bill pero en cuanto lo tuve de frente le di un puñetazo en la cara y Salí huyendo de ahí, sin ver a Tom.
Corrí hasta estar segura de que estaba lejos de ello, llegue a una calle antes de mi casa y me quita la gorra un poco agitada, cuando sentí una manos rodear mi cintura, empezó a patalear y dar manotazos al aire.
— ¿Por qué demonios me golpeaste?
—No sabía que hacer—Dije liberándome de él. —Tu prima empieza a saber algo
— ¿Crees que no me he dado cuenta? Se la pasa preguntándome por Daniel
—Demonios, estoy pérdida.
Un par de días más pasaron, Andy venia casi a diario para hacer algunas tareas. Galletas se aproximó a él y comenzó a ladrarle.
—Tu pulgoso me odia.
—Por qué te la pasas diciéndole pulgoso—Mi pero se acercó a mí, le acaricie el hocico Andy me sonrió mientras me pasaba las hojas en donde habías resuelto las ecuaciones. Estábamos callados hasta que el timbre del móvil de Daniel nos sacó de la concentración, era Tom le mostré la pantalla
—Contesta—Me dijo con severidad, aclare mi garganta y conteste.
—Bueno—Nadie contesto, solo se escuchaba la respiración furiosa de alguien—Bueno
—Daniel, necesito que vengas a mi casa es importante.
— ¿Ocurre algo?
—Quiero que vengas si no lo haces soy capaz de buscarte por todos lado y matarte
—En media hora estoy ahí.
— ¿Qué te dijo?
—Es molesto pero no sé por qué dijo que si no voy es capaz de matarme. Iré a verlo.
—Voy contigo—Dijo Andy mientras guardaba los libros.
—Pero él y tu…
—Si está molesta es capaz de estar esperándote con sus amigos para golpearte. Y no quiero que te golpee recuerda que él—  no sabe que eres una chica, te lastimaría y no le importaría.
—Está bien—Dije mientras entraba al baño.
15 minutos más tarde nos encontrábamos yendo hacia casa de Tom, con la lluvia que empezaba a caer como una fina capa de agua en la ciudad, pasaba más de las 2 de la tarde y resulto que no fue necesario llamar Tom estaba en el jardín de su casa. Y Andy tenía razón ahí estaba Georg y dos chicos que no sabía su nombre y la odiosa de Campbell.
— ¿Qué hace Andy aquí?
—Es que fui a su casa a jugar Xbox. ¿Qué pasa Tom?—Pregunte con miedo
— ¿Qué pasa? Quiero que me expliques desde cuando conoces a mi novia.
— ¿De qué hablas yo no la conozco?
—No la conoces—me paso una foto en donde se veía a Daniel saliendo de mi habitación, trague saliva— ¿Que tienes que ver con ella?
—Este es el colmo de la estupidez—Dijo Campbell—es obvio que él no tiene nada que ver con ella, porque Daniel es—Andy se apresuró a taparle la boca a su prima y la sostenía muy fuerte mientras ella luchaba por zafarse de Andy, Andy le susurro algo y Tom me empujo, muy fuerte que me hizo caer al suelo, Andy ya no sabía qué hacer. Si soltaba a Campbell diría la verdad. Y tampoco podía ayudarme.
Me levante pero me encontré nuevamente en el piso cuando Tom me golpeo tan fuerte en el mentón que caí me apresure a levantarme pero no podía mantenerme en pie, lo mire, sin saber qué hacer. Y nuevamente me encontré en el suelo Tom me daba golpes y patadas.
—Ya basta Tom—Grito Andy—Lo mataras—Tom miro a ver a Andy y luego me tomo muy fuerte de la playera y me aventó hacia Georg que me sostuvo muy fuerte. Andy aún tenía a su prima. —Tú no te metas que después vas tu. —Georg—
—Te voy a soltar—Susurro—Adela sé que eres tú, por favor ve corriendo hacia la cafetería Tom te seguirá pero ve lo más rápido que puedas ahí esta Bill Andy yo te alcanzaremos ahí. —Tom Andy tiene razón
—Cállate imbécil—Georg me soltó, Andy pateo mi patineta y me apresure a irme, Georg tenía razón Tom me seguí, él iba corriendo. Y yo me apresuraba a andar por ahí con la patineta, casi me atropellan al pasar pero Tom seguía ahí atrapado en el semáforo. Choque contra unos niños que andaban en bicicletas.
Caí lejos en un pavimento mojado y sentía que era incapaz de levantarme, me dolía algunas partes de mi cuerpo y estaba sangrando. Como pude me levante y comenzó a correr bajo la lluvia que ahora era más fuerte, mi ropa estaba mojada y sucia y tenía sangre. Mire a ambos lados antes de pasar a la calle. Pero me quede petrificada a mitad de la calle cuando vi a Tom enfrente de mí. El claxon de un automóvil me hizo salir de ese trance. Ariana, Bill y Gus salían de la cafetería y detrás de mí venían Andy y Georg. Tom se apresuró a alcanzarme, di unos pasos antes de que me empujara y cayéramos en un charco de agua. Se estaba preparando para golpearme nuevamente, y entonces Bill grito.
—No. Tom Daniel es Adela—La mano de Tom quedo suspendida en el aire y me miro, y busco algo en mi mano derecha hasta que comprendí que era lo que buscaba. Me miro y como pudo quito la gorra esparció mi cabello.
—Adela—Dijo con cara de decepción, de enojo, ira y mucho más.
Ahora ya no había vuelta atrás.


1 comentario:

  1. O.O ohh Dios..!!
    Tom ya descubrió la verdad..!! Cual sera su reacción.. Siguelaaa Cataaaaa
    Esta buenísima :D Quedo muy intrigadaaaaa

    ResponderEliminar

Sigueme

Gracias por tu visita, regresa pronto